Algunas películas relacionadas con los gatos o, han participado en ellas.

Recopilación: WEB

Desde la primera posguerra el gato-actor ha interpretado el papel que le es propio o ha posado su mirada felina sobre el universo de los hombres.

El gato ocupa un puesto privilegiado en las producciones Disney:al lado, Los aristogatos (1970); arriba, El gato del F.B.I. (1965), historia del primer gato agente secreto realizada por Robert Stevenson.

El primer gato que alcanzó una celebridad de verdadera estrella en el mundo del cómic primero, y del cine después, es sin duda Félix el Gato. Pero Félix nació en 1917 de la pluma del dibujante australiano Pat Sullivan, y en 1923 sus aventuras en forma de tiras cómicas aparecieron en periódicos y revistas de todo el mundo. Félix es un gato blanco y negro, de perfil estilizadísimo y sencillo, mirada tierna y ánimo casi humano. Dotado de un gran sentido del humor, es un verdadero filósofo, siempre de buen humor y con una inagotable fantasía. No tiene mucho de gato y, como dice el escritor Marcel Brion, Félix no entra en ninguna categoría del mundo animal. Es amado por su constante buen humor, por su capacidad de disfrutar de las cosas sencillas y por la confianza que tiene en sí mismo... Su popularidad condujo al cine estadounidense a hacer de él el protagonista, en 1930, del primer dibujo animado sonoro. A partir de Félix muchos otros gatos «animados» han entrado en el cine. Desde Pata de Palo, salido en 1928 del mágico reino de Walt Disney, nunca protagonista pero siempre presente en las aventuras del ratón Mickey, su acérrimo enemigo, al gato Silvestre, un pobre gato casero perseguido por el petulante canario Piolín.

Los dibujos animados con sus personajes «animales» están muy lejos de estar destinados a un público infantil: sus contenidos a menudo conquistan también a los «mayores», que además están en condiciones de apreciar la belleza y la perfección gráfica. Baste pensar en Tom y Jerry, creados en 1939 por Hanna 8 Barbera, que con sus peripecias, distinguidas por un mismo hilo conductor (los fallidos intentos del pobre Tom, gato casero, de escapar de las provocaciones de los dos ratoncitos) obtuvieron siete Oscars.

Pero el dibujo animado más complejo en su realización es el producido en 1970 por una gran empresa cinematográfica, la Walt Disney. Los Aristogatos, conmovedora historia de una familia de gatos, revela tras sus imágenes un ingente trabajo: más de 50 kilómetros de película y más de 35 dibujantes empeñados en la realización de nada menos que 325.000 dibujos que se emplearon para conmover a los espectadores con las vicisitudes de Duquesa, la dulce gata blanca, madre de los deliciosos Bizet, Matisse y Minou, de los que se enamora un pobre y sencillo o callejero, de nombre mas 0’ Molley. Ingredientes tradicionales: el amor de los dos gatos complicado por la distancia existente entre los dos, ella noble y de modales educados, él pobre y tosco.

Otra película de dibujos animados de Walt Disney siempre con un gato por protagonista, es Oliver & Company (1989), mordaz panorámica de aventuras plenas de imprevistos y, oralmente, con final feliz para el gato Oliver. Muy lejos de los demás dibujos animados está Fritz, el gato Ralph Bakshi, destinado aun público adulto (en efecto la película inspirada en tiras está prohibida para menores), un público rebelde que ama la trasgresión tanto que Fritz personifica el laxismo.

N0 SÓLO EN LOS DIBUJOS ANIMADOS

El gato no es sólo intérprete de relieve en el cine de dibujos animados, sino que aparece. en muchas otras producciones, se convierte incluso en heredero, a la muerte de su amo, de un ingente patrimonio. Es lo que contaba Arthur Lubin en 1951 en E/ gato millonario, donde el hábil gato consigue evitar todas las insidias urdidas por la hija del amo que, al verse privada de la herencia, intenta liberarse del astuto animal por todos los medios.

En 1963 Walt Disney nos regaló una encantadora película: E/ viaje increíble, historia de un gato siamés en fuga hacia el oeste en compañía de dos perros. Otro gato siamés – en el papel de un policía que persigue a una banda de atracadores que mantienen como rehén a la cajera de un banco – será el protagonista de una película de Robert Stevenson, E/ gato del F.B.l., una producción de Walt Disney de 1965. También de las producciones Disney es otra película que ve al pequeño felino como protagonista: E/ gato venido del espacio (1977), dirigido por Norman Tokar.

Pero, también en las películas donde tiene un papel escasamente relevante, el gato no se olvida. La lista es larga y podemos citar sólo algunas de las más famosas. Empecemos por un clásico de los años treinta, E/ signo de la cruz (1932), donde un gatito, claro símbolo erótico, lame la leche de la bañera de la hermosa Claudette Colbert que interpreta el papel de Popea. En la película Los tres mosqueteros (1948) el gato aparece indefectiblemente al lado de Vincent Price que interpreta el papel de Richelieu (ilustrado galófilo, al que se deben las primeras normas proteccionistas en favor del gato). Presencia inquietante, alusivo símbolo de los poderes brujeriles de su ama (Kim Novak) es el gato de Me enamoré de una bruja (1958) mientras que en Desayuno con diamantes (1961) el gato Gato (éste era el nombre del felino) se asocia indisolublemente a la etérea figura de Audrey Hepburn. El gato (un maravilloso persa blanca) es símbolo de las malvadas pulsiones del hombre que en toda la serie de James Bond (Sean Connery) es indefectiblemente acariciado por el inasible jefe de la organización criminal contra la que lucha Bond, tal como el gato aparece en El Padrino (1972) de F. F. Coppola con Marlon Brando. Protagonista, en cambio, de escenas hilarantes es el gato que acompaña a Elliot Gould en El largo adiós (1973). Por último, la proverbial capacidad de supervivencia del gato es reafirmada en Alíen (1978), donde el felino es el único superviviente, junto con la protagonista, en una dramática misión espacial aniquilada por un ser con forma de cangrejo. Pero las múltiples facetas de la compleja personalidad del gato han inspirado muchas otras tramas, interesando a los directores de cine más diversos. También el maestro del suspense, Alfred Hitchcock, elige a un gato, extrañamente parecido al personaje al que acompaña, para secundar a la poco tranquilizadora Mrs. Denver, ama de llaves en la casa en la que se desarrolla la película Rebecca, de 1940.

El gato de la película Alíen, del director Ridley Scott (1979), superviviente, junto con la protagonista (Sigourney Weaver), de un dramático viaje interplanetario.

La infinita versatilidad del gato no se agota con los papeles de los que ha sido tradicionalmente investido: originalísima, pero verosímil, es la situación en la que se encuentra en la película El gato, inspirada en la novela de G. Simenon y dirigida por Pierre Granier-Deferre en 1971. En esta circunstancia, él, el gato, es incluso objeto de odio y de celos en la tediosa vida de pareja de los dos viejos protagonistas interpretados por Simone Signoret y Jean Gabin.

Compañero de soledad pero también de un picaresco viaje de su anciano amo a través de América es el gato Tonto de la película de Paul Mazursky Harry y Tonto (1974), delicada y en el fondo optimista comedia sobre la posibilidad de disfrutar de la vida incluso en edad avanzada.

Recordemos también a Gabriel, el gato blanco (parecido a Sam0, que actúa junto al malogrado Brandon Lee en la película "El Cuervo", The Crow _ de 1994.

El cine nos propone, pues, a nuestro amigo en toda su complejidad, que lo convierte ora en un personaje tierno y cautivador, ora en espía, ora en inquietante y malvada presencia, incluso en símbolo erótico o emblema de lujuria, pero siempre presente y determinante.-

Cinematografía felina

"CAT, un día un gato" de Vojtech jasny, 1963

Es un clásico del cine que nos muestra como la sociedad de hoy en día es vista a través de los ojos de un gato inteligente.

Es un cuento de hadas moderno, protagonizado por un gato que ve a las personas de diferentes colores, según sus características ocultas.

Cat people

Marca De La Pantera, La
Título Original: Cat People
Año de Producción: 1982
Estudio: Desconocido
Duración: 108 MIN
Director: Paul Schrader
Con: Nastassja Kinski, John Heard, Malcolm McDowell, Annette O'Toole
Producción: Estados Unidos
Categoría: Horror

Sinopsis: Hermano y hermana con la misma sangre de panteras en sus venas se transforman en bestias odiando y amando a la vez con brutal violencia y salvaje erotismo. El conflicto surge entre estos seres extraños y sus más escondidas pasiones.

El Gato (The Cat in the Hat)

Realizador
Bo Welch
Escenógrafo
Dr. Seuss (book) Alec Berg (screenplay)
País de Origen: Estados Unidos

Como perros y gatos

2001
Actores: Jeff Goldblum, Elizabeth Perkins, Alexander Pollock
Director: Lawrence Guterman
Música: John Debney
Distr.: Warner Bros Entertainment
DVD PAL. ZONA 2. Formato Panorámico. Dolby Digital 5.1: Español, Inglés.
Subt.: Español, Inglés.
Incluye: comentario en audio del actor Sean Hayes, el director Lawrence Guterman, el productor Chris Defaria y el diseñador de producción James Bissell, documentales DETRÁS DE LAS CÁMARAS PERROS Y GATOS y ENSEÑANDO A UN NUEVO PERRO - TRUCOS NUEVOS, comparación de bocetos, prestaciones especiales ocultas, trailer cinematográfico.
Sé testigo de esta épica historia sobre lo que sucede cuando un excéntrico científico (Jeff Goldblum) realiza un descubrimiento que puede hacer tambalear el tradicional equilibrio que siempre ha existido entre animales de compañía. Ahora, Lou, un joven e inexperto cachorro de beagle deberá llevar a cabo la más importante de las misiones: ¡salvar la humanidad de la amenaza felina.

DE VUELTA A CASA: UN VIAJE INCREIBLE

Título original: HOMEWARD BOUND: THE INCREDIBLE JOURNEY
DVD PAL. ZONA 2. Dolby Digital 2.0 Inglés, Alemán, Español, Sueco, Finlandés, Holandés, Sueco,
Subt.: Inglés, Croata, Inglés para sordos
Tres sorprendentes amigos, un perro perdiguero, un cachorro de Bulldog y una gata del Himalaya, se ven separados de la familia con la que viven. Habiéndose quedado al cuidado de una amiga de la familia, los tres compañeros, ahora desamparados, emprenden un increíble viaje de vuelta a casa a través de la naturaleza virgen. Los tres amigos han de reunir todo su valor y confiar plenamente en sus compañeros con el fin de sobrevivir a feroces animales y la dureza del entorno. Una inolvidable historia de coraje, valor y amistad.

GARFIELD 2

2006 (Estados Unidos)
Actores: Breckin Meyer, Jennifer Love Hewitt, Ian Abercrombie, Lucy Davis, Billy Connolly, Roger Rees, Lena Cardwell, Veronica Alicino
Director: Tim Hill
Música: Christophe Beck
Escrita por: Joel Cohen, Alec Sokolow
Fotografía: Peter Lyons Collister
Duración aprox.: 82 min.
Distr.: Twentieth Century Fox
Clasificación: Todos los públicos

¡Breckin Meyer, Jennifer Love Hewitt y Bill Murray vuelven con otra aventura del felino más rechoncho y más famoso de América!

En esta ocasión Garfield (Murray) deja su impronta imborrable en Inglaterra cuando, acompañado de Jon (Meyer) y Odie, viaja a Londres y se encuentra con Prince, un "gatito" aristocrático que ha heredado un fabuloso castillo.

Prince y Garfield intercambian sus identidades y muy pronto nuestro minino predilecto empieza a darse la gran vida.

Sólo hay un problemilla: ¡el malvado Lord Dargis quiere su pellejo para quedarse con la herencia!

Garfield 2; el doble de carcajadas y el doble de diversión para toda la familia... ¡Garfield es el rey!
 

LOS MÚSICOS DE BREMEN

LOS MÚSICOS DE BREMEN   LOS MÚSICOS DE BREMEN
1997
Director: Michael Coldewey, Eberhard Junkersdorf, Jürgen Richter
Duración aprox.: 78 min.
Distr.: Warner Bros Entertainment

Camino de París se juntan un burro, un perro, un gato y un gallo cuya afición por la música les lleva a montar una banda de Rock. Inesperadamente se convierten en estrellas de un anuncio de TV, hasta que descubren que su esponsor es en realidad un malvado villano. Es entonces cuando nuestras superestrellas se convierten en superhéroes en un espectacular y sorprendente final.
 

Alicia en el país de las Maravillas

GATO NEGRO, GATO BLANCO

Gato negro, gato blanco     
Título original:   Black Cat, White Cat
Año:  1998
Duración:   130 min.
Nacionalidad:     Francia, Yugoslavia, Alemania
Género:     Drama

Sinopsis: Grga Pitic, un padrino gitano y magnate de vertederos de basura, y Zarije, el orgulloso propietario de unas obras de cemento, son amigos desde su infancia. Sin embargo, hace 25 años que no se han visto. Ahora que ya han sobrepasado los ochenta años de edad, estos dos delincuentes decadentes han sobrevivido juntos al crimen y al castigo y se tienen un respeto mutuo.

El hijo de Zarije, Matko, un holgazán inútil e incapaz de pedirle ayuda a su propio padre, se dirige a Grga para pedirle prestado dinero para un acuerdo que ha hecho en el mercado negro relacionado con una carga de petróleo transportada en un tren. Pero a fin de asegurarse el préstamo, Matko le dice a Grga que su padre ha muerto. La noticia afecta al anciano tan profundamente que éste decide ir a visitar la tumba de Zarije.

Matko está encantado con los resultados obtenidos gracias a su oscura trama, y le propone a Dadan Karambolo, el rey de los gángsters gitanos, y un personaje bastante tocado por la droga, asociarse para sacar adelante juntos el negocio del petróleo. Matko está convencido que con la veteranía de Dadan nada puede salir mal. A pesar de ello, y para gran sorpresa de Matko, la noche que esperan la llegada del tren, Matko cae inconsciente a causa de un golpe y se despierta a la mañana siguiente dándose cuenta que el tren se ha evaporado.

Sin ser realmente consciente de que ha sido engañado por un Dadan sin escrúpulos, a Matko sólo le queda la opción de aceptar la compensación que le exige Dadan: Zare, el hijo de Matko, deberá casarse con Afrodita, la hermana de Dadan, una mujer tan bajita que la apodan "Mariquita".

Pero Zare está enamorado de Ida, la impetuosa y bella mujer que sirve en el bar, y Afrodita sueña con un gentil gigante que la pueda llevar en volandas. Así que el día de la boda, tanto Zare como Afrodita se rebelan. Rechazando casarse a menos que sea por amor, Zare ayuda a Afrodita a escaparse en medio del caos de una maníaca celebración gitana.

En cuanto Dadan se da cuenta que ha sido traicionado, él y sus secuaces se lanzan al acecho de la novia en fuga, persiguiéndola por todo el país para acabar encontrándola en brazos del nieto mayor de Grga Pitic, el larguirucho Gran Grga. Ha pasado muchos años de su vida buscando a su mujer ideal, una mujer tan dulce y diminuta como su adorada y difunta abuela, una mujer tan pequeña que cabría en el bolsillo de la americana, y 'Mariquita' es perfecta: es amor a primera vista.

Grga Pitic convence a Dadan de que el amor es la única razón por la que casarse y éste accede a permitir que Afrodita persiga el deseo que le dicta su corazón. Libre para casarse con Ida, Zare está exultante, de modo que se fija una boda doble inmediatamente. Durante las consiguientes celebraciones se desata la tormenta cuando Grga Pitic muere, Zarije resucita de entre los muertos, Dadan finalmente recibe su largamente esperado y justo castigo y Zare e Ida se escapan llevándose consigo un acordeón lleno de dinero, el sacerdote a punta de pistola y un par de testigos poco creíbles para su boda, una pareja de gatos, uno negro y otro blanco."El gato venido del espacio": otra película de Disney dirigida por Norman Tokar

"Alien": El gato de la película Alien, del director Ridley Scott (1979), superviviente, junto con la protagonista (Sigourney Weaver), de un dramático viaje interplanetario.

BESOS DE GATO

Dirección: Rafael Alcázar.
País: España.
Año: 2002.
Duración: 82 min.
Interpretación: Juanjo Puigcorbé (Fran), Leticia Dolera (Carlota), Ruth Gabriel (Mara), Lola Marceli (Elvira), David Carrillo (Totó), Pepe Sancho (Turco), Antonio Resines (Dueño chocolatería), Imanol Arias (Anchoas), Antonio Dechent, Antonio Barroso.
Guión: Rafael Alcázar, Felipe Hernández Cava y Beda Docampo Freijoo; basado en la novela 'Falso movimiento' de Alejandro Gándara.
Producción ejecutiva: Federico Bermúdez de Castro y Álvaro Zapata.
Música: Víctor Reyes.
Fotografía: Jaume Peracaula.
Montaje: Guillermo Represa y Javier Lafaille.
Dirección artística: Ion Arretxe.
Vestuario: Josune Lasa.
Estreno en España: 9 Mayo 2003.
Fran (Juanjo Puigcorbé), un abogado de éxito, llega a su casa a cenar. Pero esta noche su hija Carlota (Leticia Dolera) no ha vuelto aún, algo inusual en ella, y Fran, acuciado por su mujer Elvira (Lola Marceli), sale en su busca. Con las indicaciones de Totó, su otro hijo, a Fran no le resulta muy complicado dar con Carlota en una discoteca. Carlota le cuenta que su novio, Chema, ha desaparecido y se niega a volver a casa sin haberle encontrado. Fran decide acompañar a su hija para buscarle. Se inicia entonces un complicado recorrido por la noche de la ciudad que, después de no pocas sorpresas, terminará al amanecer. Pero a la vez que buscan a Chema, padre e hija emprenderán un difícil camino por encontrarse, conocerse y recuperar sus afectos. La noche acaba resultando dramática para Fran, que se ve atrapado en medio de los errores de su vida. Pero no hará ascos a ningún sacrificio si con eso no sólo puede lavar sus culpas sino además recuperar el cariño de su hija.

GATOS (PROSTITUCION DE ALTO NIVEL), LOS

(ARGENTINA/35mm/COLOR)
REPARTO: CAMILA PERISSE, GERARDO ROMANO, RAUL LAVIE, GIGI RUA, REINA REECH, EDDA BUSTAMANTE, ANDREA BONELLI, STELLA MARIS CLOSAS, ALFONSO DE GRAZIA, ADOLFO GARCIA GRAU, DANIEL LAGO, ENRIQUE LIPORACE, VICKY OLIVARES, HECTOR PELLEGRINI Y MABEL PESSEN.
DIRECTOR: CARLOS BORCOSQUE JR.
FECHA: 9/5/85
CODIGO: D-741

LA NOCHE DE LOS MIL GATOS

1970. Hugo Stiglitz, Anjanette Comer, Zulma Faiad
Reseña:  Un playboy millonario desquiciado (Hugo Stiglitz), recoge mujeres en Acapulco, las lleva a su mansión en helicóptero privado, luego las asesina y conserva las cabezas como trofeos, en recipientes de cristal. Como broche de oro alimenta un millar de gatos con carne humana, tratando de mantenerlos permanentemente hambrientos.

Gatúbela

Nació en la década del 40, como parte de la historieta de Batman y se llamaba Selina Kyle. Han transcurrido 60 años y ella ha vuelto, completamente renovada. En esta historia no existe Batman, ni tampoco Ciudad Gótica... sólo ella y es una mujer muy moderna, una perfecta representante del siglo XXI.

Porque, ante las exitosas arremetidas de Marvel Comics en el cine (sobre todo con "X-Men" y "El Hombre Araña"), DC Comics intentó recuperar terreno en la pantalla grande, nada menos que resucitando a esta gata "de película", en "Catwoman" ("Gatúbela").

La nueva Gatúbela no es Selina Kyle, sino que se llama Patience Philips, y tiene una génesis totalmente distinta, y un entorno más diferente aún. Está totalmente reinventada.

El Gato Infernal

SINOPSIS: El gato infernal es una recopilación de 4 terribles historias creadas por cuatro maestros de lo fantástico: Sir. Arthur Conan Doyle, Michael McDowell, Stephen King y George A. Romero. prepara una cena con un plato muy especial... Preston y Carloa, cuya felicidad conyugal terminará cuando Preston rompa una infernal promesa de antaño... El señor Halston, cuyo exceso de confianza en sí mismo será causa de su propia destrucción.. y Andy, cuyo destino depende de su habilidad para descifrar jeroglíficos de 3.000 años de antigüedad.

Muestra de algunos carteles cinematográficos

 

Análisis simbólico de los gatos, en una película clásica

El retrato de Dorian Gray (1945)

Desde las civilizaciones más antiguas, el gato ha sido objeto de supersticiones en torno al cual giraban miles de leyendas. En esta película se nos habla “uno de los setenta y tres gatos egipcios”, y es que en Egipto el gato era considerado un animal sagrado, relacionándolo con la diosa Bastet. Algunas veces incluso se momificaban, al igual que los faraones. Además, en la cultura medieval se creía que era la representación del diablo.

Wilde combinó estos elementos para mostrarnos ese gato misterioso y demoníaco de “El retrato de Dorian Gray”

Otro aspecto a resaltar es que, a principio de la obra, Lord Henry dice que es mejor que con el cuadro se lleve también el gato, ya que ambas cosas deben seguir unidas.

Y, aunque perezca mentira, esta superstición acerca de los gatos sigue vigente, y podemos encontrar estatuillas y figuras de gatos en tiendas y mercadillos, junto con otros objetos de adoración y culto, como cruces, dioses egipcios u otros, como podemos ver en las siguientes fotografías que tomé, a propósito del trabajo

Vemos que en la película, el gato va cambiando de posición y lugar en función de la situación.

Sin duda es uno de los elementos clave en la obra, y está presente en el film de forma discreta (como simple elemento decorativo) pero a la vez notoria (el espectador siente su presencia, se incomoda ante su constante expectación).

En ese mismo instante la música hace un crescendo y lo apuñala. El movimiento de la lámpara es muy importante para generar tensión jugando con esa luz que deja zonas en penumbra volviéndolas a iluminar, especialmente el rostro de Gray, o los juguetes al lado de Basil muerto.

Ésta juego con la lámpara también permite crear una imagen maestra, en la que se ve Dorian y detrás la sombra del pintor.

Cuando vemos los contrastes de luces y sombras marcadas están presentes en todo momento, dando misterio y suspense a la escena.

En cuanto a imágenes que nos han impactado visualmente destacaríamos aquellas en que se ve el cuadro de fondo y sobre él, la sombra de Dorian clavándole el cuchillo al pintor, dando a entender que el culpable de esa actitud es el cuadro.

Así como también, la que muestra la mano manchada de sangre en el cuadro tras haber apuñalado a Basil (de nuevo en color).

Algo que me llamó la atención fue la decoración, ya que es una habitación donde están los juguetes de cuando el era pequeño, con lo que contrasta su alma perversa y su maldad con la inocencia de la infancia. La diferencia del niño que había sido con el monstruo que es ahora.

Además, en esta escena se sigue con la línea general del film en cuanto a los planos abiertos y la profundidad de campo. También nos creó atención que la cámara muchas veces estuviese como observando en una esquina, lo que nos recuerda a la forma de narrar que se hace en “El Jarama”, de Sánchez Ferlosio.

Del mismo modo, podemos encontrar alguna que otra alusión al fuera de campo con la mirada, como en este plano en que Basil mira el cuadro.

Otro factor muy importante en la escena es la música, esta se encarga de acentuar la acción, de advertir que se acerca un momento de tensión y de remarcarlo. Sin duda, el papel de la música es fundamental, tal y como hemos dicho en el análisis general del filme.

El gato en el cine Japonés

Toshio Saeki es un personaje ficticio de la serie de películas japonesas de horror, Ju-on. Ha sido interpretado por varios actores infantiles, siendo encarnado por Riota Koyama en las dos primeras películas originales de V-Cinema, Yuya Ozeki en las versiones de cine y el primer remake estadounidense, Ohga Tanaka en The Grudge 2 y Daiki Sawada en el cortometraje. Y si consideráramos a las parodias, mencionaríamos a Garrett Masuda en Scary Movie 4.

Puede ser considerado el segundo personaje principal en la serie, detrás de Kayako, su madre. Su primera aparición fue en el cortometraje de Takashi Shimizu y su aparición va hasta el final de la serie de Ju-on en una casa de Nerima, Japón. Es uno de los personajes vengativos de la maldición de ju-on, esa maldición se crea cuando alguien muere entre una rabia y cólera intensa, estas emociones continúan en el lugar donde muere la persona y asesinan a cualquiera que entre en contacto con ellas.

Su próxima aparición será en Ju-on: The Grudge 3 y The Grudge 3, aunque se desconoce quien hará casting para el papel, se rumorea que Ohga Tanaka de The Grudge 2 pueda volver a repetir su rol como Toshio. Puede ser considerado un ícono moderno de las películas de terror, apareciendo en 6 películas (con 2 más a estrenar) y un corto, e inclusive como ya se mencionó, hasta fue parodiado en la película cómica de 2006, Scary Movie 4.

Se cree que Toshio y Mar, su gato, fueron combinados y son el mismo espíritu. En las películas, el gato siempre aparece como un presagio a la presencia de Toshio o la muerte inminente de una víctima. Toshio tiene la "habilidad" de aparecer y desaparecer por todas partes, por lo general cambiando de cuartos e inclusive de casas. A diferencia de su madre (aunque ella sea escuchada hablar, aunque por un corto tiempo, en la primera película Ju-on), Toshio puede hablar en realidad, incluso en su forma de fantasma. Cuando la muerte de alguien es inminente, puede maullar y chillar como un gato, y este movimiento generalmente precede a una posesión o el advenimiento de Kayako.

Haru en el reino de los gatos
Neko no ongaeshi

Haru en el reino de los gatosHaru en el reino de los gatosHaru en el reino de los gatosHaru en el reino de los gatosHaru en el reino de los gatos

Año de producción: 2002
Dirección: Hiroyuki Morita
Guión: Cindy Davis Hewitt, Donald H. Hewitt, Reiko Yoshida
Música: Yuji Nomi
Distribuye en DVD: Cameo
Duración: 75 min.
Público apropiado: Todos
Género: Animación

Entre felinos anda el juego
Haru salva la vida a un gato. Para su sorpresa, el minino le da las gracias. Y el rey de los gatos, como premio, se empeña en casarla con su hijo y príncipe. Adaptación del manga de Aoi Hiragi, dirigida por un discípulo aventajado de Hayao Miyazaki, Hiroyuki Morita, y producida por los estudios Ghibli. El film desborda imaginación en cada fotograma, y combina el humor con la angustia por las tribulaciones de la protagonista, que recuerdan a las de El viaje de Chihiro.

Noticias del cine y los gatos

El actor y director español Antonio Banderas confirmó en Madrid los planes para una película propia del Gato con Botas, personaje al que presta su voz en la saga de "Shrek", y anunció además que está preparando una película de animación con su propia productora en España.

Banderas acudió a la capital española en plena gira de promoción de "Shrek Tercero", la más reciente entrega de una saga que abarcará cinco películas, según confirmó el productor Jeffrey Katzenberg.

Además, habrá un especial de televisión, "Shrek the Halls", que mostrará al célebre ogro verde celebrando la primera Navidad con sus hijos y su esposa Fiona, y un musical basado en la primera entrega de la serie, que contará con la dirección creativa de Sam Mendes y se estrenará a fines del año próximo en Broadway.

En cuanto a la película del Gato con Botas, Banderas comentó: "Fue durante el Festival de Cannes, cuando presentamos la segunda parte, que vimos la reacción del público y vimos que el personaje tiene posibilidades". En la segunda parte de Shrek es cuando el Gato con Botas aparece por primera vez.

"Primero se pensó en una película para televisión, pero al final se decidió que era mejor para cine. Ya hay un guión terminado", añadió el español más exitoso de Hollywood.

El intérprete de "La máscara del Zorro" y "Desperado" aseguró que nunca se imaginó doblando en inglés a un personaje de dibujos animados. "Me parece increíble. Llegué a Estados Unidos sin hablar la lengua y años después me llaman para ponerle la voz a un personaje".

Banderas, que también pone la voz al fiel compañero de Shrek en las versiones española y latinoamericana de la película, definió al personaje como "un poquito manipulador e irreverente". "Pero ahí está la clave de la comedia". El estreno de "Puss in Boots", según su título en inglés, está previsto para el 2010.

Banderas confirmó además que el éxito de las películas de Shrek lo animó a intentar su propio proyecto de dibujos animados. "Estamos conversando con un animador español, Raúl García, que trabajó en Hollywood. Tiene una empresa de animación en Granada", señaló.

"Intentamos desarrollar un proyecto de animación, pero técnicamente estará muy alejado de lo que propone Katzenberg, claro. Será más modesto", añadió.

Algunas curiosidades del cine y los gatos

EL GATO FRITZ

Creado por Robert Crumb en un cómic titulado "Crumb Brothers Almanac" en su número 27 fechado el 15 de octubre de 1959. Fue llevado al cine por Ralph Bakshi en 1972 ... Un clásico del cómic.
Ante el éxito de "Fritz the Cat" en 1969 Crumb vendió los derechos para su adaptación a dibujos animados. De esta forma surgió el filme " Fritz the Cat ", titulado en España "El Gato Caliente". Dirigido por Ralph Bakshi. En ella podemos ver los efectos de la llamada cultura alternativa en Fritz, un gato descontrolado y ansioso, lanzado a las calles a buscar aventuras excitantes. Esta versión cinematográfica provocó un gran escándalo en la época que se estreno. De hecho la película fue calificada como el primer film de animación triple XXX por la introducción del erotismo en un campo tradicionalmente inmaculado como el de los dibujos animados.
Los resultados de esta adaptación al celuloide no fue del agrado de Crumb quien declaró que la película "le avergonzaría toda su vida". Decepcionado solicitó eliminar su nombre de los títulos de crédito y utilizando su gran capacidad crítica elaboró una historieta titulada "Fritz the Cat Superstar", donde aparecen los principales personajes de la película y Fritz es una petulante estrella que termina asesinado por una avestruz histérica con un picador de hielo.

Gatos de personalidades famosas

La reina Victoria de Inglaterra sentía pasión por los gatos. Su favorita, una gata persa, llamada White Heather, sobrevivió a la muerte de la soberana, y vivió en el palacio de Buckingham hasta bien entrado el reinado de Eduardo VII.
       
Una de las preocupaciones principales de Winston Churchill era poner a salvo a su gato, un castaño de nombre Jock, durante los ataques aéreos. Su afecto por el animal era tal, que éste se hallaba presente junto con su amo en las reuniones del consejo de guerra.
       
La emperatriz Zoe, esposa de Constantino Monomaco, hacía comer a su gato junto a ella en un suntuoso plato de oro.
       
El cardenal Richelieu vivía con catorce gatos, uno de los cuales, negro como el carbón, se llamaba Lucifer. Otro de ellos, Gaceta, tenía la costumbre de orinar sobre los invitados que le desagradaban. Píramo y Tisbe se convirtieron en una pareja inseparable que siempre dormía con las patitas entrelazadas. Otros felinos que tuvo este personaje fueron Serpolet, Sumiso, Ludovico el Cruel (que debía su nombre a que cazaba a sus presas, sobre todo ratones, de forma particularmente violenta) y Peluquín, llamado así porque se dice que nació sobre la peluca de uno de los amigos del cardenal. Los gatos de Richelieu eran reverenciados hasta por el rey de Francia.
       
Se dice que en Estados Unidos, el partido republicano insta a sus candidatos a incluir a sus perros en los retratos de familia, pero les instruyen explícitamente de no hacerlo con sus gatos. Según los asesores de imagen, la presencia de un gato transmite una imagen de corrupción, codicia, avaricia y deshonestidad.
       
En el número 10 de Downing Street, residencia del Primer Ministro británico, la presencia de gatos no es noticia. Cuando Harold Wilson ocupó el cargo de Primer Ministro y su gato Nemo se convirtió en miembro de su gabinete, se le preguntó al embajador italiano en el Reino Unido qué le gustaría ser si volviera a nacer. Éste, con una sonrisa, contestó: "Me gustaría ser gato en Londres".
       
Socks, el gato más famoso de la Casa Blanca, recibió durante el mandato presidencial de Bill Clinton más de 100.000 cartas de fans al año, que eran puntualmente contestadas por un equipo de voluntarios acompañando como firma la huella impresa de un gato.
       
A la muerte de Tom Kitten, el gato de John Fitzgerald Kennedy, se publicó una nota necrológica en un diario de Washington en la que se leía: "Contrariamente a los humanos en su posición, Kitten no escribió sus memorias ni buscó sacar provecho de su estancia en la Casa Blanca".
       
El general y político francés Charles de Gaulle sentía una especial antipatía con los periodistas, a los que trataba con displicencia, mostrándose sin embargo tierno y jugetón con su gato Gris-Gris.
       
El famoso novelista inglés Charles Dickens (1812-1870) no salía de su asombro cuando su "gato" William parió una numerosa camada, viéndose obligado a rebautizar a su felino con el nombre de Wilhelmina.
       
Florence Nightingale (1820-1910), considerada la madre de la enfermería moderna, estuvo en la Guerra de Crimea acompañada por sus gatos, entre ellos Bismarck, Gladstone, Disraeli y Houri, una angora turca que le fue regalada por un soldado de ese país.
       
El compositor nacionalista ruso Alexander Borodin (1833-1877), autor de la famosa ópera "El Príncipe Igor", tuvo al menos dos gatos, cuyos nombres eran Dlinyenki y Pescador.
       
El gato del compositor napolitano Domenico Scarlatti (1685-1757) fue la fuente de inspiración de su obra "La fuga del gato".
       
La reina egipcia Cleopatra (70 a.C.-30a-C.) sentía auténtica adoración por su gata, Charmaine.
       
El profeta Mahoma tuvo a lo largo de su vida muchos gatos, pero su favorito sin duda era Muezza. Cuenta la leyenda que en una ocasión en que dormía sobre la manga de la túnica del profeta, éste prefirió arrancar la pieza de tela y levantarse sin ella, antes que molestar a su adorado gato.
       
El emperador japonés Ichijo confinó a prisión al dueño de un perro que había perseguido a su gata Myobu No Omoto, por considerar que el honor de ésta había quedado irreparablemente mancillado.
       
Abraham Lincoln asignó a Tabby, su gato rayado, la tarea de convertirse en ayo particular de su hijo Tad.
       
Se dice que el presidente estadounidense Theodore Roosevelt (1858-1919) conversaba a menudo con sus gatos Tom y Zapatillas sobre el Canal de Panamá.
       
Cuando Tiger, el gato vagabundo adoptado por el presidente estadounidense John Calvin Coolidge (1872-1933) se perdió, el político, que solía caminar por la Casa Blanca con el gato alrededor del cuello a modo de bufanda, compareció ante los medios ofreciendo una recompensa a quien pudiera aportar pistas sobre su paradero.
       

El misionero francés Albert Schweitzer (1875-1965) llevó consigo a su gata Suzi a Africa, donde fue adorada como una diosa por los nativos.

Fatalidad en el cine y los gatos

Chatrán, el gato de la famosa película, en realidad es el resultado de haber empleado 65 gatos distintos que iban muriendo en el rodaje.

Festival internacional de cine solidario
FICS MADRID: entrega de los premios GATO 2007

El Festival Internacional de Cine Solidario de Madrid, FICS Madrid, se engloba dentro de “Oportunidades para el Mundo, Madrid 2006-2007” un gran evento que organiza el Ayuntamiento de Madrid y que se desarrolla desde el pasado mes de junio de 2006 hasta el próximo mes de marzo de 2007.

Este evento pretende posicionar a Madrid como ciudad solidaria en el contexto mundial y situar a los madrileños como impulsores de la acción solidaria. “Oportunidades para el Mundo. Madrid 2006-2007” es una celebración de la solidaridad desde una ciudad que prima la convivencia.

En nuestro tiempo, la cinematografía es vehículo de ideas y voluntades, el mejor canal para transmitir mensajes de solidaridad. FICS Madrid, integrado en “Oportunidades para el Mundo”, será el lugar donde se transmitan valores solidarios a través de proyecciones cinematográficas que pongan de manifiesto diversas situaciones sociales y donde el colectivo de actores y directores participantes colaboren en la concienciación ciudadana apoyando, con el peso de su imagen pública, la difusión de valores solidarios como la integración de los inmigrantes, la atención a los mayores o la percepción del voluntariado como algo normal en la vida de los ciudadanos.

FICS Madrid presenta una Sección Oficial a concurso con doce largometrajes de ficción que optarán a los premios GATO, una Sección Paralela –Madrid Abierta- que trata de ampliar la temática del Festival de forma que todos los ciudadanos puedan encontrar el cine que les agrada; un Concurso de Cortometrajes rodados en las calles de Madrid durante la semana del festival; tres Exposiciones de primera fila: Colección Queraltó (exhibición: proyector de los hermanos Lumiére, de Thomas Alba Edison…), Colección Padrón (compuesta por mas de tres millones de fotografías) y Colección Echegoyen (los grandes actores internacionales a su paso por Madrid); una proyección en Consejo General del Poder Judicial a favor de la igualdad de oportunidades entre ambos sexos; los premios del Círculo de Escritores Cinematográficos, y, finalmente, los premios GATO.

FICS Madrid se enorgullece de contar con el respaldo de todas las ramas que integran el cine español: productores (FAPAE), industrias técnicas (AITE), empresarios de cine (FECE) y distribuidores.

Gatos famosos como personajes secundarios

Tomy: gato que aparecía en la televisión de Los Simpsons y que siempre acababa descuartizado por su compañero el ratón Daly. Todo ello bajo la frenética música de su programa Rasca y Pica.

COPO DE NIEVE: ese era el nombre de la mascota de Los Simpsons.

En un capítulo muy divertido (uno de esos especiales de Halloween) en el que las dos mascotas se convertían en una sola tras pasar por una máquina de teletransportación. Aparecían dos mascotas, la una era dos traseros y la otra las dos cabezas, la del perro y la del gato.

EL GATO DE ALF: ¿Como olvidarse de ese gato eternamente perseguido por el extraterrestre Alf? "Suertudo".

Ese cascarrabias peludo tenía como plato predilecto a los gatos, y el gato de la casa siempre estaba amenazado a ser metido en la trituradora.

DON GATO: poco tengo que decir de ese gato mafioso que tenía a todo el barrio bajo su pista. Él y su pandilla de gatos callejeros andaban siempre metidos en líos.

EL GATO DE LOS PICAPIEDRA: Pablo y Betty Marmol tenían una mascota que realizaba las funciones de antagonista de Dino (el perro saurio de Pedro y Wilma Picapiedra). Este gato era una especie de tigre de grandes colmillos que siempre andaba jugando con Bam Bam.

Gatos en la música

Teniendo en cuenta la importancia del new wave en la historia de la música, no pude más que sorprenderme al encontrar una coincidencia bastante sugestiva al ver estos dos videos de The Cure y Siouxie & The Banshees, dos de los más grandes exponentes del fenómeno musical de aquellos años.

El tema es que ambos clips, grabados en períodos de tiempo bastante dispares (uno a principios de los ochenta y el otro casi el final de la década) comparten la devoción por los felinos como objeto de culto y de inspiración. ¿Será pura casualidad? ¿o nadie advirtió que los gatos formaban parte indispensable en el concepto de aquel movimiento?

Otra película de Disney con gato de protagonista es Oliver y compañía (Oliver & Company, 1989). Y cómo olvidar la maravillosa Historia de una gaviota y del gato que la enseñó a volar (La gabbianella e il gatto, 1998), de nacionalidad italiana y basada en el libro de igual título de Luis Sepúlveda, quien por cierto pone la voz al personaje de “el Poeta”. Es una preciosa fábula sobre la tolerancia y el respeto a las diferencias, en la que una gaviota que está a punto de morir por los efectos de un vertido de petróleo obtiene la promesa del gato Zorbas de cuidar el huevo que acaba de poner. La pandilla de callejeros de Zorbas se encargará del cuidado y educación de la pequeña cría de gaviota, dando todo un ejemplo de convivencia entre seres diferentes.

Pero donde más abundan los papeles gatunos es en las películas en las que intervienen como personajes secundarios. Por ejemplo, en Los tres mosqueteros (The three Musketeers, 1948) aparece el gato junto al cardenal Richelieu, interpretado por Vincent Price.

En Me enamoré de una bruja (Bell, Book and Candle, 1958) un gato siamés ayuda a su ama bruja (Kim Novak) a utilizar sus conjuros para conseguir el amor de un hombre. Este gato, llamado Pyewacket, ganó un Patsy Awards (el equivalente de los Oscars para animales) por su interpretación en esta película.

De 1995 es la cinta Asesinos (Assasins), donde una de las protagonistas (Julianne Moore) debe escapar del acecho de un asesino profesional (Antonio Banderas), y se hace acompañar por su gato.

Men in Black (1997) aparece un gato llamado Orión, que lleva en su collar el secreto para desenmarañar un plan alienígena para dominar la Tierra.

En Stuart Little (1999), el persa blanco de la familia Little (llamado Snowbell) no está muy conforme con la adopción de un pequeño ratón como hijo, ya que no puede verlo como un amo, sino que para él es tan sólo comida.

Otra memorable actuación de un gato es el que aparece en Los padres de ella (Meet the parents, 2000), donde un chico que odia a los gatos debe convivir unos días en la casa de sus futuros suegros, y enfrentarse a un gato con unas rarezas muy peculiares.

En muchas ocasiones, el gato hace honor a su errónea fama de animal maléfico, y aparece en películas de terror o acompañando a los “malos”. Es el caso de El Padrino (The Godfather, 1972), donde aparece Marlon Brando como “jefe de la familia” acariciando a su gato. O la serie de James Bond, en la que el Dr. No siempre aparece acariciando también a su gato.

Una película más reciente es Austin Powers, casi un agente secreto (Austin Powers: International Man of Mystery, 1997), una parodia de las películas de James Bond. El malo de la peli, el Dr. Evil (Doctor Maligno), tiene un gato llamado Mr. Bigglesworth (en España lo han traducido como Señor Baldomero), al que quiere más que a su propio hijo. Este gato comienza siendo un hermoso y peludo persa blanco, pero al entrar en una máquina con su dueño acaba convertido en un pequeño sphinx sin pelo.

En cuanto a las películas de misterio y terror, podemos destacar el gato que aparece en La comedia de los horrores (The comedy of terrors, 1964) de Jaques Tourneur, un gato llamado Rhubarb cuyo amo (Vincent Price), dueño de una funeraria, decide junto a su ayudante (Peter Lorre) acelerar la muerte de sus clientes ante la fuerte crisis de su negocio. El gato Rhubarb aparece en los créditos de la película.

En Cementerio de animales (Pet sematary, 1988), basado en un relato de Stephen King, un gato es enterrado en un cementerio indio situado junto a un cementerio de animales, donde los niños del pueblo entierran a sus mascotas. La sorpresa vendrá cuando inmediatamente después el gato vuelve a la vida.

En Sonámbulos (Sleepwalkers, 1992), también de Stephen King, los gatos son los encargados de luchar contra unos seres malignos cuya raza se está extinguiendo, y que se alimentan de la fuerza vital de jóvenes vírgenes.

En La momia (The mummy, 1999), los gatos son representados como los guardianes del Inframundo, y así son los únicos seres de la película a los que la terrorífica momia teme y de los que huye con pavor. En los primeros momentos de la película se puede ver también una escena en la que Anjsunamún acaricia distraídamente la cabeza de una gran estatua de Bastet, en un gesto más bien simbólico, pues esta diosa representa entre otras cosas al amor.

Por último me gustaría hacer mención de una película de terror que se está exhibiendo en los cines, La maldición (Ju-on/The Grudge, 2003), cinta japonesa que comienza contando cómo un hombre que pierde el juicio asesina a su mujer, su hijo pequeño y al gato de la familia. Unos años después, los tres asesinados vuelven para vengarse de todos los que entren en la casa familiar, y el gato es especialmente “espeluznante”....

Los Gatos y la literatura
      
Osvaldo Soriano habla sobre Los Gatos

(...)El día que nací había un gato esperando al otro lado de la puerta. Mi padre fumaba en Mar del Plata, en el patio. Mi madre dice que fue un parto difícil, a las cuatro y veinte de la tarde de un día de verano. El sol rajaba la tierra. Los jóvenes Borges y Bioy Casares paraban cerca de ahí, en Los Troncos alucinando las historias de don Isidro Parodi. A Borges lo seguían los gatos. En una de sus fotos más hermosas está junto a María Kodama, que tiene uno en brazos; Borges lo acaricia como a un amigo.
A mi un gato me trajo la solución para Triste, solitario y final. Un negro de mirada contundente , muy parecido a Taki, la gata de Chandler. Otro, el negro Veni, me acompañó en el exilio y murió en Buenos Aires. Hubo uno llamado Peteco que me sacó de muchos apuros en los días en que escribía A sus plantas rendido un Ieón. Viví con una chica alérgica a los gatos y al poco tiempo nos separamos. En París, mientras trabajaba en El ojo de la patria, en un quinto piso inaccesible, se me apareció un gato equilibrista caminando por la canaleta del desagüe. Para sentirme más seguro de mi mismo puse un gato negro al comienzo y uno colorado al final de Una sombra ya pronto serás.
Para decirlo mal y pronto: hay gatos en todas mis novelas. Soy uno de ellos perezoso y distante. Aunque nunca aprendí la sutileza de la especie. Ahora mismo, una de mis gatas se lava la manos acostada sobre el teclado y tengo que apartarla con suavidad Para seguir escribiendo. Hace cinco meses que no prendemos un cigarrillo. Juntos sufrimos el vejamen de la abstinencia y !a vida limpia. Hace unos meses esta habitación era un quemadero de fragancias maravillosas. Tabacos de la Argentina, de Cuba y de Holanda, ya no; resignamos algo de la utilería que compone a los duros: cigarrillos, sombrero, impermeable, el revolver de juguete. Los fantásticos vampiros de Matheson; entre los que estaban Laurel y Hardy y el realismo romántico de Chandler, sobreviven a las modas y las vanguardias porque el lector quiere verse ahí en sangre de papel. Necesita leer sus miedos. Con eso Stephen King escribe ahora una obra excesiva e inquietante. En uno de sus libros, un personaje acusa de plagiario al narrador, le mata el gato y se lo deja frente a la puerta. Es un momento insoportable en la literatura de terror. Algo cercano a los escalofriantes efectos de H.P. Lovecraft. Todos los escritores con corazón se han ganado un gato que los sigue y los protege. Tal vez el de Gibbins, cercado por el fuego, le haya pedido auxilio en nombre de los gatos inspiradores: el del Dante, el de Baudelaire, el de Lewis Carrol, el de Borges. Y ahí fue el director de pobres películas, a purificarse en el incendio y cumplir con el ritual de todos los demonios.
Un escritor sin gato es como un ciego sin lazarillo. No es posible usar al gato para nada personal, no hay manera de privatizarlos. En La noche americana, Francois Truffaut aconseja a las realizadores de cine no meterse jamás con un gato en acción. También me lo dijo Hector Olivera a la hora de escribir el guión de Una sombra ya pronto serás. ¿Cómo hacer para que dos gatos de cine interpreten disciplinadamente a los que aparecen en la novela? Yo los puse en el libreto nada más que para aplacar mis miedos. Con una sonrisa; Olivera me dijo que estaba loco: un gato actor, el negro, tendría que seguir al personaje de Miguel Angel SoIá, lavarse a su lado comerse una laucha y echarse a dormir. El otro un colorado, aparece al final, poco después que Pepe Soriano, el Coluccini de la película, haya tenido una charla con Dios. Olivera decidió que no hubiera gatos, pero creo que estoy a tiempo de convencerlo de que ponga al menos una silueta. Cuando hablábamos de eso, todavía Gibbins no se había arrojado al incendio. Yo creía, Dios me perdone, que Matheson se había muerto de viejo. Pero no: allí estaba, peleando frente al fuego, apartando maderas en llamas, abriendo un camino para que su gato pudiera escapar con él. En el revoltijo alcanzó a salvar una carpeta con su último manuscrito. Es que siempre cuando uno rescata un manuscrito, hay un gato adentro.
Cuando yo era chico mi gato Pulqui era mono, león, pirata y bandolero. Yo lo acechaba entre las plantas del jardín y me le tiraba encima con el cuchillo de madera entre los dientes. Ahora mi hijo combate contra la gata Virgula que le devuelve los golpes. Son arañazos de mentira, en un revoltijo de sillas volteadas y malvones floridos. Las suyas, como las mías antes, son fantasías de selvas y mares, de castillos y mosqueteros. Esos años felices e irrecuperables en los que uno aprende, si aprende algo, que los gatos nos traen a domicilio el misterio de la creación. Chandler les atribuía toda la sabiduría y creía que provocaban la explosión creadora. Un día le pidieron que hablara de Philip Marlowe y prefirió que fuera Taki la que la hiciera por él. Pretendía que era la gata quien escribía sus novelas bien entrada la noche: A mí suele pasarme algo parecido.
Richard Matheson perdió todo; la casa los muebles y los premios, pero alcanzó a salvar lo esencial: esa mirada que lo sostiene por las noches, cuando la palabra no viene y la novela no avanza. Esa mirada que nos atornilla al sillón, ese ronroneo que precede a la llegada del diablo.
Poe, Lovecraft y Matheson asociaron los gatos al horror; en los dibujos animados Willam Hanna y Joe Barbera le dieron a Tom El papel de víctima y al ratón Jerry el de la picardía. El gato Félix fue un gran héroe yanqui de los año treinta, puritano y travieso. El Fritz the Cat, de Ralph Baskhi y Robert Crumb, sintetizó los eróticos y crueles años de mi juventud; apareciendo en 1968, Fritz es el primer gato de dibujo que vuelve de Vietnam, se droga, callejea de un prostíbulo a otro, fuma como un escuerzo, duerme con las mejores chicas, incluida su hermana, y termina asesinado por una gata vieja a la que había abandonado en tiempos mejores.
En cambio, Walt Disney detestaba a los gatos. Recién en 1970 se decidió a crear un personaje que, por supuesto, no le dejó éxito ni . plata. Disney era uno de esos tipos que nunca se hacen querer por los gatos. Creo que fue Chandler quien lo dijo. No se si en la biografía del detective Marlowe o en la propia. Hace unos días, una investigadora que prepara un libro de reportajes a escritores argentinos nos pidió a sus entrevistados que trazáramos cada uno una breve autobiografía. ¿Como hacerlo? ¿Cómo hablar de nosotros si no sabemos quienes somos? Le dije que yo no tengo biografía. Me la van a inventar los gatos que vendrán cuando yo esté, muy orondo, sentado en el redondel de la luna.

Los gatos en la publicidad

¿Quién puede resistirse a la mirada de un cachorrito que desde la TV o desde las páginas de una revista nos mira como incitándonos a comprar?
               
Desde hace más de un siglo, la presencia del gato en la publicidad ha venido siendo una constante. Desde que el gato se pusiera de moda hace décadas, su presencia amable, seductora, tierna y claramente doméstica, ha servido de referente para todo tipo de anuncios: desde la publicidad en torno a sí mismos, promocionando alimentos y productos variados para felinos, pasando por cigarrillos, perfumes, galletas, pantys para señoras... hasta llegar a la más avanzada tecnología (podríamos citar como ejemplo el de las copiadoras Canon).

No es de extrañar que así sea, pues los expertos en marketing aseguran, con cifras en la mano, que la presencia de un gato en un anuncio hace aumentar las ventas del producto en cuestión, al asociar mejor el espectador la imagen del felino con el producto que se le pretende vender.

¿Quién puede resistirse a la mirada de un cachorrito que desde la TV o desde las páginas de una revista nos mira incitándonos a comprar tal o cual cosa? De hecho, un gato doméstico es la pura imagen de la satisfacción, tanto física como mental, y eso los comerciales lo saben muy bien.

Este es el mensaje, precisamente, que intentan transmitir. Si el mensaje subliminal de la publicidad es “compra y serás feliz”, el valor añadido que encontramos en este caso sería algo así como “compra (a ser posible nuestro producto y no el de la competencia) y serás feliz como este precioso gatito”.